Todos somos peatones: lecciones aprendidas del Foro de Seguridad de Peatones

Por Bella Dinh-Zarr, vicepresidenta de la Agencia Nacional de Seguridad del Transporte de EE.UU.

pedestrians in a crosswalk on summer day

Recientemente, la Agencia Nacional de Seguridad del Transporte de Estados Unidos (NTSB por sus siglas en inglés) organizó su Primer Foro sobre Seguridad de Peatones. Junto a expertos en transporte de nuestra agencia, tuve la oportunidad de moderar una interesante discusión con líderes de gobierno, académicos, las comunidades locales y la industria del transporte acerca de los crecientes riesgos de muerte y lesiones a los que se enfrentan los peatones.

Sin lugar a dudas, la seguridad del peatón es un problema que afecta a todos y cada uno de nosotros. No importa quiénes seamos o dónde vivamos, todos -tanto si nos trasladamos a pie como si nos movilizamos en silla de ruedas- somos peatones en al menos una parte de nuestros desplazamientos diarios.

Se espera que al menos el 70 por ciento de la población mundial viva en zonas urbanas y suburbanas para el año 2030, así que creo que no podríamos estar en un momento mejor para centrarnos en esta importante forma de movilidad. Los peatones son los usuarios más vulnerables de nuestro sistema de transporte y este tema se está convirtiendo en una nueva prioridad para muchas agencias nacionales de seguridad, incluyendo la NTSB en los Estados Unidos, así como para campañas internacionales como la Década de Acción por la Seguridad en las Carreteras de Naciones Unidas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 270.000 peatones pierden la vida cada año en todo el mundo. En América Latina y el Caribe, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) estima que más de 23.500 peatones mueren anualmente a causa de siniestros de tránsito. De acuerdo con el sistema de información y análisis de fatalidades de EE.UU. (Fatality Analysis Reporting System o FARS), aproximadamente 4.800 peatones murieron y otras 65.000 personas resultaron heridas en las vías públicas de EE.UU. en 2014. Esta cifra equivale a un muerto y 14 heridos cada dos horas. Estos números no incluyen a las personas que murieron o resultaron heridos en las calzadas, caminos privados, estacionamientos y lugares de trabajo. De acuerdo con la Asociación de Gobernadores por la Seguridad en las Carreteras de EE.UU., entre 2009 y 2014 el número de peatones que murieron en accidentes aumentó en un 15 por ciento. Este número ha seguido aumentando incluso en años en los que las muertes por accidentes de tráfico con vehículos de motor se han mantenido estables o incluso han disminuido. Los peatones están cada vez más en riesgo de muerte o de sufrir lesiones y ya representan una de cada siete muertes causadas por accidentes de tráfico en EE.UU.

Aunque el Foro de Seguridad Peatonal se centró en actividades en EE.UU., muchas de las lecciones compartidas son aplicables al resto del mundo. El Foro analizó datos y tendencias recientes, políticas de planificación urbana, diseño de carreteras y medidas tecnológicas correctivas. Según los expertos del foro, necesitamos datos más específicos con el fin de entender mejor las circunstancias en las que se producen los accidentes de peatones, incluyendo la ubicación, la geometría y ángulo de impacto, la velocidad y la presencia de posibles distracciones.

Los datos que tenemos muestran que las lesiones entre peatones son una de las principales causas de muerte entre los jóvenes de menos de 15 años. Resulta particularmente trágico el hecho de que, en algunos países, este tipo de accidentes sea la primera causa de muerte en niños en edad escolar, muchas cuando están camino de a la escuela. Para abordar esta cuestión, el segundo Foro Internacional de Seguridad Vial Infantil tuvo lugar los pasados días 16 y 17 de junio de 2016 en Santiago de Chile, que se centró específicamente en la seguridad de los niños peatones. En la reunión, la Fundación Gonzalo Rodríguez, organizadora del evento, dio a conocer un estudio encargado por FedEx y titulado Transporte escolar: situación actual y oportunidades de mejora. A medida que nos acercamos al Día Internacional de Caminar a la Escuela el próximo 5 de octubre de 2016, es importante recordar la importancia de prestar especial atención a los peatones más vulnerables entre los vulnerables, los niños.

Planificar para prevenir

Las muertes y las lesiones a los peatones se pueden prevenir a través de la planificación urbana y del diseño de carreteras que den prioridad a los peatones y a los vehículos que tienen en cuenta la seguridad de los peatones en su diseño. Los panelistas de este foro presentarán innovadores diseños de carreteras, incluyendo medianas e islas para el cruce de peatones tanto en áreas urbanas como suburbanas, balizas híbridas para peatones y otras medidas que permiten reconfigurar nuestras calles para que sean más seguras para los peatones, al tiempo que se mantiene la movilidad de los vehículos. Muchas de las ideas presentadas reflejan las filosofías de la iniciativa Visión Cero, un concepto sobre seguridad vial nacido en Suecia y que ha sido adoptado en todo el mundo, o Calles Completas, un ejemplo de diseño inclusivo que reconoce que las carreteras deben responder a las necesidades de todos sus usuarios, y no solo a las de los autos.

La tecnología fue la otra área en la que se centró este foro. Según un experto federal de EE.UU., el 90 por ciento de todos los accidentes de peatones podría mitigarse o prevenirse mediante la incorporación de tecnologías de detección de peatones en los vehículos. Esta tecnología ayuda a los vehículos a detectar los peatones y frenan de manera automática en caso de riesgo de impacto. También los faros de los vehículos y una mejor iluminación de las carreteras pueden prevenir este tipo de accidentes. Al mejorar la visibilidad global, los conductores son capaces de detectar mejor los peatones por la noche, que es cuando se producen la mayoría de accidentes con víctimas mortales. Otras medidas de mitigación, tales como los parachoques y capuchas blandas o los airbags para peatones pueden salvar vidas, ya que en caso de accidente reducen la gravedad de las lesiones.

Puede acceder a las presentaciones de los panelistas aquí.

Uno de los temas que más surgieron durante los debates fue el hecho de que si nos centramos en las víctimas más vulnerables (los niños, las personas mayores y las personas en sillas de ruedas o con otros problemas de movilidad), seremos capaces de mejorar la seguridad de todos los peatones. Proteger a los más vulnerables es sin duda una buena elección, tanto en transporte como en la vida.

* Bella Dinh-Zarr es vicepresidenta de la Agencia Nacional de Seguridad del Transporte de EE.UU. (NTSB), una agencia federal independiente del Gobierno de EE.UU. encargada de investigar los accidentes y de promover la seguridad del transporte. Dinh-Zarr tiene formación como científica de salud pública y anteriormente se desempeñó como directora para Estados Unidos de la Fundación FIA, donde promovió la Década de Acción para la Seguridad Vial de la ONU y la defensa de la seguridad del transporte como una prioridad política a nivel nacional e internacional. Dinh-Zarr fue nominada a la NTSB en 2015 por el presidente Barack Obama y confirmada por el Senado de EE.UU.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s